No dejará de amanecer

No dejará de amanecer
porque no me quieras,
o porque me quieras,
y aunque me odies,
no dejará de amanecer.

No dejaré de despertar
cada mañana,
para bien o para mal,
aunque tu silencio me condene
a dormir mi alma.

Puedo susurrar
en la oscuridad,
pedir el universo,
exigirlo,
y con todo el derecho,
aunque me encadenen
en el fondo de las montañas.

Aunque no desees sonreirme,
aunque las lágrimas se nos escapen
y nos ahoguen,
mi mano no soltará tu mano,
mis dedos no herirán
tus ojos
con señales de luces.

Porque mi palabra
se hunde en las paredes,
se abriga
en tu oido,
y no queremos
llorar,
pero se nos caen las lágrimas,
aunque nos cubrimos
bajo el aire,
bajo el aire,
y lloramos igual.

no dejaré de amarte,
aunque en cada palabra
me arranques el corazón.

Qué más da.
Todo tiende a no avanzar,
a no tender, a esperar
que yo caiga un poco más.

Pero no deja de amanecer,
despertar, amarte, pedir y llorar
porque no me quieras,
o porque me quieras,
y aunque me odies,
no dejará de amanecer.

No dejaré de despertar
cada mañana,
para bien o para mal,
aunque tu silencio me condene
a callar mi alma.

Puedo susurrar
en la oscuridad,
pedir el universo,
exigirlo,
y con todo el derecho,
aunque me encadenen
en el fondo de las montañas.

Aunque no desees sonreirme,
aunque las lágrimas se nos escapen
y nos ahoguen,
mi mano no soltará tu mano,
mis dedos no herirán
tus ojos
con señales de luces.

Porque mi palabra
se hunde en las paredes,
se abriga
en tu oido,
y no queremos
llorar,
pero se nos caen las lágrimas,
aunque nos cubrimos
bajo el aire,
bajo el aire,
y lloramos igual.

no dejaré de amarte,
aunque en cada palabra
me arranques el corazón.

Qué más da.
Todo tiende a no avanzar,
a no tender, a esperar
que yo caiga un poco más.

Pero no dejo de amanecer,
despertar, amarte, pedir y esperar.

Leave a Reply