Tengo que ser

Tengo que ser
la hoja que cae,
no la que se seca en la rama.

Tengo que ser libre y feliz.
Mi derecho, mi deber.

Si me presenté en esta
historia
no fue para pasar
desapercibido.
Si me presenté
en el campo de batalla
fue para no tener que ver
cómo la cobardía y la mentira
ganaban terreno.

Me he presentado para luchar,
en donde tu amor es mi batalla.
Y deberé ser asesino y verdugo.

Deberé ser
el dedo que apunta al cielo,
y no el que sostiene
las lágrimas.
Para luchar, para vencer,
porque a eso vine,
me he presentado aquí.

Y seré quién deba ser,
pues de nada servirá
todo escrúpulo,
si te pierdo.

Leave a Reply