Y nunca volví a verla

A buscarte vine
cruzando todas
las barreras del sueño.

Vine a buscarte y ¡Qué tarde llegué!
Si volveré a verte,
si volveré a encontrarte…

No en las mismas condiciones
ni en las mismas circunstancias.

Ya no serás, cuando te vea,
una sonrisa endulzando mi esperanza,
ya no serás, y quizá nunca lo fuiste,
un susurro en mi oído
destinado sólo a mí.

No será cosa de volver a encontrarte,
si ya no estarás tan cerca.
No será cosa
de sólo volver a verte.

No tan fácil, ya,
y ya casi imposible,
no será como es ahora
levantar la vista
y encontrar tus ojos.

Y duele como duele
cada momento
en que uno se da cuenta
que en el futuro
ya nada será como fue ahora.