los castillos del futuro

Sobre cenizas se siembran
los castillos de futuro.
Sobre olvido y perdón
se construyen
nuevas esperanzas.

Paso a paso
y sin mirar atrás
sobre las lágrimas derramadas
se navega hacia el mar.

Y toda sonrisa y todo amor
es como humus en la tierra.
Crecen bosques
de colinas calcinadas,
y nuevas generaciones
de los muertos en batalla.

¿Y es con más inercia que fuerza
que la vida sigue adelante?

¿Se puede obtener vida eterna
de los pozos de eterna muerte?

Si es verdad que no mueren los fantasmas,
sino que sólo se dejan atrás,
cada hora es un eslabón de la cadena
que no empezó nunca
y ya no termina más.

Pero se puede,
-sé que se puede-
beber libertad de los grilletes
y arrancar descanso al desconsuelo.

Mientras no termine todo,
y cada paso deje al menos cenizas,
para los castillos del futuro.

Leave a Reply