Vuelta del infierno

Te escribo estos sueños de un loco demente
De pueblos perdidos y olor diferente
quiza exorcizarme mi hijo te imploro
los himnos del miedo que llevo y que lloro
o es solo el poema que escribo sin tinta
a falta de letras en voces distintas
con caligrafía perfecta en el aire
perfecta como era el amor de tu madre

Anduve por calles hirvientes de grasa
que ardia en carritos con amas de casa
vendiendo gallinas de rojo cabello
y gansos que muertos colgaban del cuello
Anduve volando en aviones al viento
y contando estrellas en el firmamento,
buscando leer de ese lado del mundo
las constelaciones de que soy oriundo

Y en el mar de abajo tan negro a esa hora
contaba los barcos que surcan las olas
y sus lucesitas, chispas de colores
tambien quieren ser como constelaciones

He visto peleas de perros sin cara
grotescos (no sé si tan sólo soñaba)
verduras en trapos sedientos de calle
gusanos ardiendo regados con sangre.

He visto los dedos de viejos hediondos
que comen de huevos podridos de loro
anduve por calles que me contagiaron
delirios de cosas que ahora te narro.

Si cierro los ojos desfilan desnudos
retazos de infierno con voz de conjuro
no puedo parar de escuchar en la mente
la historia maldita y el sol diferente
quizas si consigo volver a abrazarte
yo mismo seria capaz de contarte
hacerte dormir recitandote el cuento
de aquel que temia volver como muerto.

De aquel que temia volver como loco
que te quiso tanto y te deja tan poco
y que si no puede y no vuelvo a mi patria
o vuelvo derecho al sillon del siquiatra
te digo   mi niño que en mis pesadillas
son tu y tu manitos mi unica guia

Leave a Reply